La importancia de hacerse prueba de maquillaje y peinado antes de la boda

Lo que toda novia desea  para el día de la Boda es verse hermosa y radiante, pero además de esto hay un aspecto que no se toma muy en cuenta que es el estar tranquila, confiada y feliz.

El trabajo de una make up artist no consiste solo en atender a las novias el día de su Boda, sino además servirlas desde el momento que nos eligen para trabajar. Una de las facetas del trabajo nos dirige a tratar siempre de brindarle confort y confianza a la vez de procurarle tranquilidad en todo el proceso y obviamente en el gran día. Parte de ésta tranquilidad se la dará tener una idea clara de lo que se trabajara en temas de maquillaje y peinado,  previamente pauteada, lo que evitará pérdidas de tiempo innecesarias tratando de descubrir la pólvora el mismo día de la Boda y nos librará de un estrés innecesario tanto a la novia como a la make up artist. No obstante las pruebas previas no son un examen a la artista de maquillaje para probar si da a la talla de nuestras expectativas, sino por el contrario, las pruebas obedecen a una herramienta de coordinación previa que nos llevará al resultado que plasmaremos producto del equilibrio de lo que a la novia le gusta con lo que le queda bien. Lo que le gusta nos lo referirá  ella y lo que le queda bien se lo sugeriremos nosotros

De este modo entonces La prueba de maquillaje y peinado se convierte en una herramienta de coordinación muy importante, en la que mediante  una reunión se pautea con antelación la idea más clara posible de lo que será el maquillaje y peinado para el gran día planteando diferentes proyectos en maquillaje que permitirán a la novia evaluar aspectos importantes y elementales tales como color, intensidad, estilo…etc  armonizados con su imagen integral, evento, personalidad, etc. Lo mismo ocurre con el peinado, donde se realizan bosquejos que les favorezcan respecto a su rostro y diseño de imagen.

Es importante tener la apertura para escuchar al profesional en las sugerencias que nos brinda. Las pruebas para una novia muchas veces resultan en un descubrir cosas nuevas que ella nunca imaginó que le podían quedar tan bien. Es muy importante también del otro lado que el make up artist escuche a la novia en sus apreciaciones y gustos propios, para no caer en la imposición. La idea como ya mencioné es encontrar equilibrios favorables siempre a la novia. Sin olvidar claro está que muchas veces lo que nos gusta no nos queda bien. De esto deducimos debe haber un equilibrio entre lo que nos gusta versus lo que nos queda. No olvidemos que todas las mujeres somos lindas, lo que hacemos con el maquillaje es resaltar lo mejor de tu belleza y esconder un poco lo que no nos gusta o no nos favorece…. La decisión final siempre la toma la novia, como resultado  de que lo que se le probó y decidió es el maquillaje y peinado que le ayudará a verse como siempre soñó.

El objetivo que se debe buscar es lograr una integración y armonía en toda la imagen, dejar pautas claras y preestablecidas para que ellas queden tranquilas, confiadas y felices!  Esto ayudará también a optimizar tiempos el día de la boda. Si antes se requería de 3 a 4 horas de tiempo para maquillar y peinar a una novia el día de su boda, hoy con la ayuda de esta estrategia de trabajo se realiza la atención en mucho menos tiempo dando así más fluidez a la larga jornada de la novia en ese gran día.

 

 

Leave a Comment

©Impulso - Agencia Creativa 2017